Menu
 
Historia

El origen de las enseñanzas que hicieron posible el nacimiento de la Escuela de Arte de Alcoi, antes Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, durante el siglo XIX, se remonta a principios de aquel siglo; en concreto alrededor de la segunda década de aquel periodo.

En aquellos momentos Alcoi, que conoce un proceso de revolución industrial con la introducción del maquinismo en sus sectores industriales (textil, papelero y metalúrgico) se enfrenta a la necesidad de formar a trabajadores locales; dado que la importación de mano de obra cualificada que en un principio se realizaba de países extranjeros, era dificultosa y costosa.

Por eso, la Real Fábrica de Paños, que agrupaba a los fabricantes textiles alcoyanos, creó el 29 de octubre de 1828 el Establecimiento Científico- Artístico, el cual constituyó el primer referente histórico de una enseñanza industrial y de artes y oficios en nuestra localidad. Esta entidad que comenzó a funcionar en 1829 y llegó hasta 1837, constaba de cuatro cátedras: Gramática, Aritmética, Geometría pura y descriptiva, Mecánica, Física, Diseño geométrico aplicado a las Artes y Química. Después de esta iniciativa, la enseñanza industrial quedó paralizada hasta 1853. En 1855 se restableció con la creación de una Escuela Industrial Elemental, la cual fue una de las tres que se abrieron en España. Esta, auspiciada por las leyes de Estado y el Ministerio de Fomento, era financiada con fuentes municipales, provinciales y aportaciones de empresas industriales de la localidad. El título que se otorgaba ya era oficial.

La Escuela Industrial Elemental alcoyana tenia un curso preparatorio y tres años de enseñanza, con, entre otras asignaturas, dibujo, geometría elemental y descriptiva, dibujo de ornamento aplicado a la fabricación y modelado. Reorganizada en 1861 con la incorporación de los títulos de mecánico y químico, la Escuela continuaría desde 1880 hasta 1901. Su sede se ubicaba, en primer lugar, en la calle Sant Mateu ( el Antiguo Colegio de San Vicente Paúl), y posteriormente en un piso de la sede de la Real Fábrica de Paños en la calle de Santa Rita.

Por otro lado, en noviembre de 1886, se crea en nuestra ciudad la Primera Escuela de Artes y Oficios. Su finalidad era la de crear obreros y contramaestres que en el taller, en la fábrica, en la obra, secunden al ingeniero, al industrial, al arquitecto, disminuyendo esfuerzos, de dirección y que conduzcan su trabajo por sendas menos rutinarias y más científicas, fundamentos del avance en todas las ramas del saber humano, según decía en la memoria inaugural (15 de enero de 1888) el secretario Santiago Julià Monllor

La Escuela, dirigida por Enrique Vilaplana Julià, se instaló en parte del antiguo convento desamortizado de Sant Francesc (hoy Mercado de Sant Mateu). Sus enseñanzas constaban de las siguiente materias: Aritmética, Geometría i principios del arte de la construcción; Nociones de Física, química y mecánica; Dibujo geométrico industrial con instrumentos a mano alzada; Dibujo de ornamento y figura y aplicación del colorido a la ornamentación; Modelado y vaciado.

El 4 de enero de 1900 se transforma en Escuela elemental de Artes e Industrias. Por R.D. de 17 de agosto de 1901 estas enseñanzas fueron modificadas y desdobladas. Por un lado, se creó la Escuela Superior de Industria, base de la actual Escuela Politécnica, para formar péritos. Por otro lado, la Escuela Elemental de Industrias, para formar prácticos.

Esta última traería una vida más lánguida, con menos protección de nuestro entorno industrial. Es más, cuando en 1910, las dos Escuelas se unen con la denominación de "Escuela Industrial", no obstante pervivió con el presupuesto de la Elemental, una Escuela de Artes y Oficios, localizada en el mismo lugar que la Escuela Industrial. Seria esta una enseñanza fundamentalmente artística, con materias como dibujo artístico, modelado, vaciado y pintura, por donde pasaron algunos de nuestros más ilustres creadores y artistas.

Y así continuaría hasta 1955, en el qué a partir de la promulgación del artículo 35 de la LOFP se reorganizarían las Escuelas Industriales. Debido a eso, las materias artísticas se cree conveniente ubicarlas en otro lugar, en la Escuela Municipal de Bellas artes, desapareciendo cualquier enlace con una Escuela de Artes y Oficios.

No obstante, y bajo el impulso de un conjunto de creadores y creadoras alcoyanos y alcoyanas, se vuelve a reiniciar una Escuela de Artes y Oficios en el año 1973. Con la dirección de Rafael Aracil Ruesca, artistas y diseñadores como Concepción Doménech, Inés Albero, Francisco Monllor, Rafael Llorens Ferri, Fidel Aznar Segrelles y Juan Castañar Payá, abren una nueva Escuela, ahora de acuerdo con la legislación de 1963, y como un centro de formación de diseñadores. Clasificada en 1976 como centro no oficial autorizado tenía reconocidas las siguientes especialidades: Decoración, Delineación Artística, Encuadernación, Juguetes, Alfombras, Vaciado y Modelado. En 1977 se añaden las de Diseño Textil y Dibujo Publicitario. La primera sede estuvo ubicada en el antiguo colegio de las Paulas, en la calle de Sant Mateu.

En 1978, el centro es declarado como no oficial Reconocido, dependiente de la Escuela de Artes y Oficios de Valencia. La dirección cambia, y a Rafael Aracil le sustituye Eduardo Corbí Cabrera. Finalmente, el 7 de marzo de 1982, pasa a ser centro oficial, perteneciente al Ministerio de Educación.

En su programa educativo permanecía claramente definido su sentido de centro formativo de diseñadores. Se imparten las especialidades de diseño industrial, diseño de textil-moda, diseño gráfico y diseño de interiores. Su sede cambia a la placeta de la Mare de Déu, siendo sustituida años después por el Colegio de Cervantes junto con el de la Uxola.

Finalmente, con el desarrollo de la LOGSE, a partir de la segunda mitad de los noventa, sus enseñanzas se amplían con el Bachiller de Artes y las especialidades se modifican para adaptarlas a los ciclos formativos de grado medio y de grado superior de Artes plásticas y diseño: arte finalista de Diseño gráfico, Ilustración, Gráfica Publicitaria, Proyectos y Dirección de obras de decoración, Mobiliario, Estilismo de indumentaria y Arte Textil. En 2001, se incorporan las diferentes familias de grado en diseño.

La historia de la Escuela de Arte, en nuestra ciudad es, pues, la expresión del intersecular esfuerzo manifestado por un colectivo para localizar así la herramienta formativa industrial que requiere la estructura productiva no solo de la localidad, sino de toda la zona. Una herramienta que el futuro señala como imprescindible para dotar de valor a nuestros productos de un mercado cada vez más globalizado.

Josep Albert Mestre
Profesor de Historia del Arte.